Brian Tracy y las claves para el éxito empresarial

Brian Tracy (Canadá, 5 de enero de 1944​) es un orador motivacional y bestseller sobre temas relacionados con el éxito.

Es autor de más de 70 libros que se han traducido a decenas de idiomas.

Sus conferencias y libros dan valiosos consejos de ventas, gestión del tiempo, liderazgo y libertad financiera.

Brian Tracy, tal como explica en varios de sus libros, nació en una familia sin recursos y tuvo que construir su futuro.

Su vida giró cuando tropezó con el mundo de las ventas. Entonces fue cuando se hizo la gran pregunta:

¿Por qué algunas personas tienen más éxito que otras?

Actualmente es el CEO de Brian Tracy International, una compañía que fundó en Vancouver en 1984 y actualmente tiene su sede en San Diego, California. Ha ayudado a millones de personas de todo el mundo a tener más éxito en su carrera y en su vida.

Algunos de sus libros súper-ventas son: “Tráguese ese sapo”, “El camino hacia la riqueza”, “Psicología de ventas” y “Las cien reglas infalibles para obtener el éxito empresarial”.

Los libros más leídos de Brian Tracy

RebajasBestseller No. 3
Tu mejor version
  • Tracy, Brian (Author)
Resiliente Digital

100 reglas infalibles para obtener el éxito empresarial según Brian Tracy

Tal como recoge en su libro con el mismo título, estas son las 100 reglas clave para triunfar en los negocios, ¡y en la vida!

Se trata sin duda de una joya de sabiduría que vale la pena leer con calma en el libro, pero con estos puntos podrás aprender mucho.

100 reglas clave para triunfar en los negocios 🏢, ¡y en la vida! - @BrianTracy Clic para tuitear

Vamos allá:

  1. La Ley de Causa y Efecto: Todo sucede por una razón; para cada efecto hay una causa específica.
  2. La Ley de la Creencia: Lo que sea que realmente creas, con sentimiento, se convierte en tu realidad.
  3. La Ley de Expectativas: Lo que sea que esperas, con confianza, se convierte en tu propia profecía autocumplida.
  4. La Ley de Atracción: Eres un imán viviente; invariablemente atraes a tu vida a las personas, situaciones y circunstancias que están en armonía con tus pensamientos dominantes.
  5. La Ley de la Correspondencia: Tu mundo exterior es un reflejo de tu mundo interno; corresponde con tus patrones dominantes de pensamiento.
  6. La ley del control: te sientes bien contigo mismo en la medida en que sientes que tienes el control de tu propia vida.
  7. La ley del accidente: una ley errónea que tienen muchas personas, que creen que la vida es una serie de sucesos aleatorios y las cosas simplemente suceden por accidente.
  8. La ley de la responsabilidad: eres completamente responsable de todo lo que eres, haces y logras.
  9. La ley de la dirección: las personas exitosas tienen un claro sentido de propósito y dirección en cada área de sus vidas.
  10. La Ley de Compensación: Siempre estás completamente compensado por lo que hagas, positivo o negativo.
  11. La ley del servicio: tus recompensas en la vida estarán en proporción directa con el valor de tu servicio a los demás.
  12. La ley del esfuerzo aplicado: todos los logros que valen la pena suponen un arduo trabajo.
  13. La ley de la sobrecompensación: si siempre haces más de lo que te pagan, siempre se te pagará más de lo que recibes ahora.
  14. La ley de la preparación: el desempeño efectivo va precedido de una preparación minuciosa.
  15. La Ley de Eficiencia Forzada: cuantas más cosas tengas que hacer en un período de tiempo limitado, más te verás obligado a trabajar en tus tareas más importantes.
  16. La ley de la decisión: cada gran avance en la vida va precedido de una decisión clara y un compromiso de acción.
  17. La Ley de la Creatividad: Todo avance en la vida humana comienza con una idea en la mente de una sola persona.
  18. La ley de la flexibilidad: el éxito se logra mejor cuando tienes claro el objetivo pero eres flexible en el proceso de llegar allí.
  19. La ley de la persistencia: tu capacidad de persistir frente a contratiempos y desilusiones es la medida de tu creencia en ti mismo y tu capacidad de triunfar.
  20. La Ley del Propósito: El propósito de una empresa es crear y mantener un cliente.
  21. La Ley de Organización: una organización comercial es un grupo de personas reunidas con el propósito común de crear y mantener clientes.
  22. La ley de la satisfacción del cliente: el cliente siempre tiene la razón.
  23. La ley del cliente: el cliente siempre actúa para satisfacer sus intereses buscando lo mejor y al precio más bajo posible.
  24. La ley de la calidad: el cliente exige la más alta calidad por el precio más bajo.
  25. La ley de la obsolescencia: lo que existe ya se está volviendo obsoleto.
  26. La ley de la innovación: todos los avances en los negocios provienen de la innovación, de ofrecer algo mejor, más barato, más rápido, más nuevo o más eficiente en el mercado actual.
  27. La Ley de Factores Críticos de Éxito: Cada empresa tiene una serie de factores clave de éxito, que miden y determinan el éxito o el fracaso de la organización.
  28. La Ley del Mercado: el mercado es donde compradores y vendedores de productos y servicios se reúnen para establecer precios y determinar la asignación de dinero, mano de obra, materiales y todos los factores de producción.
  29. La ley de la especialización: para tener éxito en un mercado competitivo, un producto o servicio debe estar especializado para realizar una función específica y ser excelente para satisfacer una necesidad claramente definida del cliente.
  30. La Ley de Diferenciación: Un producto o servicio debe tener una ventaja competitiva o un área de excelencia que le permita sobresalir de sus competidores de alguna manera si quiere tener éxito en un mercado competitivo.
  31. La Ley de segmentación: las empresas deben dirigirse a grupos de clientes o segmentos de mercado específicos si desean obtener ventas significativas.
  32. La Ley de Concentración: El éxito en el mercado proviene de concentrarse en vender a aquellos clientes que has segmentado como los que más pueden beneficiarse inmediatamente de las características únicas del producto o servicio que ofreces en su área de especialización.
  33. La Ley de Excelencia: el mercado paga excelentes rendimientos y recompensas por un excelente rendimiento, excelentes productos y excelentes servicios.
  34. La Ley de Integridad: El gran liderazgo empresarial se caracteriza por la honestidad, la veracidad y el trato directo con cada persona, bajo cualquier circunstancia.
  35. La ley del coraje: la capacidad de tomar decisiones y actuar con valentía frente a los reveses y la adversidad es la clave de la grandeza en el liderazgo.
  36. La ley del realismo: los líderes tratan con el mundo tal como es, no como desearían que fuera.
  37. La Ley del Poder: El poder gravita hacia la persona que puede usarlo de manera más efectiva para obtener los resultados deseados.
  38. La ley de la ambición: los líderes tienen un intenso deseo de liderar; tienen una visión clara de un futuro mejor, que están decididos a realizar.
  39. La ley del optimismo: el verdadero líder irradia la confianza de que todas las dificultades se pueden superar y se pueden alcanzar todos los objetivos.
  40. La Ley de Empatía: Los líderes son sensibles y conscientes de las necesidades, sentimientos y motivaciones de su gente.
  41. La ley de la resiliencia: los líderes se recuperan de los inevitables reveses, desilusiones y fallos temporales experimentados en el logro de cualquier meta que valga la pena.
  42. La Ley de la Independencia: Los líderes saben quiénes son, en qué creen y piensan por sí mismos.
  43. La Ley de la Madurez Emocional: Los líderes están tranquilos, frescos y controlados frente a los problemas, las dificultades y la adversidad.
  44. La Ley de Excelencia: los líderes están comprometidos con el excelente desempeño de la tarea empresarial y la mejora continua
  45. La ley de la previsión: los líderes tienen la capacidad de predecir y anticipar el futuro.
  46. La Ley de la Abundancia: Vivimos en un universo abundante en el que hay suficiente dinero para todos los que realmente lo desean y están dispuestos a obedecer las leyes que rigen su adquisición.
  47. La ley del intercambio: el dinero es el medio a través del cual las personas intercambian su trabajo en la producción de bienes y servicios para los bienes y servicios de los demás.
  48. La Ley del Capital: tu activo más valioso, en términos de flujo de caja, es tu capital físico y mental, tu capacidad de ganancia.
  49. La perspectiva de la Ley del Tiempo: las personas más exitosas en cualquier sociedad son aquellas que toman en consideración el período de tiempo más prolongado al tomar decisiones cotidianas
  50. La ley del ahorro: la libertad financiera le llega a la persona que ahorra el diez por ciento o más de sus ingresos a lo largo de su vida.
  51. La Ley de la Conservación: No es cuánto ganas, sino cuánto ahorras, lo que determina tu futuro financiero.
  52. Ley de Parkinson: los gastos siempre aumentan para cumplir con los ingresos.
  53. La ley del tres: hay tres patas para el taburete de la libertad financiera: ahorro, seguro e inversión
  54. La ley de la inversión: investiga antes de invertir.
  55. La Ley del Interés Compuesto: Invertir tu dinero cuidadosamente y permitir que crezca a interés compuesto eventualmente te hará rico.
  56. La ley de la acumulación: cada gran logro financiero es una acumulación de cientos de pequeños esfuerzos y sacrificios que nadie ve o aprecia.
  57. La ley de la atracción: cuanto más dinero ahorres y acumules, más dinero atraerás a tu vida.
  58. La ley de la aceleración acelerada: cuanto más rápido te mueves hacia la libertad financiera, más rápido se mueve hacia ti.
  59. La ley de ventas: no pasa nada hasta que se realiza una venta
  60. La ley de la ambición: cuán alto te levantas depende en gran medida de lo alto que quieras subir.
  61. La ley de la necesidad: toda decisión de comprar un producto o servicio es un intento de satisfacer una necesidad o aliviar una insatisfacción de algún tipo.
  62. La ley de los problemas: cada producto o servicio se puede ver como la solución a un problema o la resolución de una incertidumbre.
  63. La ley de la persuasión: el propósito del proceso de venta es convencer al cliente de que estará mejor con el producto de lo que estaría con el dinero necesario para comprar el producto.
  64. La ley de la seguridad: el anhelo más profundo de la naturaleza humana es el deseo de seguridad personal, financiera y emocional.
  65. La ley del riesgo: el riesgo es inherente a cualquier inversión de tiempo, dinero o emoción.
  66. La ley de la confianza: el vínculo de confianza entre el vendedor y el cliente es la base de la venta exitosa.
  67. La ley de las relaciones: toda venta es, en última instancia, una relación de venta
  68. La Ley de la Amistad: una persona no te comprará nada hasta que esté convencida de que eres su amigo y actúas en su mejor interés.
  69. La ley del posicionamiento: la percepción del cliente sobre ti y tu empresa es su realidad y determina su comportamiento de compra contigo.
  70. La ley de la perspectiva: la forma en que eres visto por tus clientes determina tus ingresos.
  71. La ley de la preparación: los mejores vendedores se preparan minuciosamente antes de cada llamada.
  72. La Ley de la Motivación Perversa: a todos les gusta comprar, pero nadie quiere ser vendido.
  73. La Ley Universal de la Negociación: todo es negociable.
  74. La Ley del Futuro: el objetivo de una negociación es celebrar un acuerdo de tal manera que ambas partes satisfagan sus necesidades y estén motivadas para cumplir sus acuerdos y entablar negociaciones adicionales con la misma parte en el futuro.
  75. La Ley de Ganar / Ganar: en una negociación exitosa, ambas partes deben estar completamente satisfechas con el resultado y sentir que cada una de ellas ha ‘ganado’. De lo contrario, no se debe llegar a ningún acuerdo.
  76. La ley de las posibilidades ilimitadas: siempre puedes obtener un mejor trato si sabes cómo hacerlo.
  77. La ley de 4: hay cuatro cuestiones principales que se deben decidir en cualquier negociación; todo lo demás depende de estos cuatro puntos.
  78. La ley del tiempo: el tiempo es todo en una negociación.
  79. La ley de términos: las condiciones de pago pueden ser más importantes que el precio en una negociación.
  80. La ley de la preparación: el 80% o más de tu éxito en cualquier negociación vendrá determinado por lo bien que te prepares con anticipación.
  81. La ley de la autoridad: solo puedes negociar exitosamente con una persona que tenga la autoridad para aprobar los términos y condiciones que tú acuerdes.
  82. La ley de la inversión: ponerse en la situación de la otra persona te permite prepararte y negociar de manera más efectiva.
  83. La Ley del Poder: la persona con mayor poder, real o imaginado, obtendrá el mejor trato en cualquier negociación.
  84. La Ley del Deseo: la persona que más quiere que la negociación tenga éxito tiene el menor poder de negociación.
  85. La ley de la reciprocidad: las personas tienen una profunda necesidad subconsciente de corresponder a todo lo que se les hace.
  86. La ley de levantarse y alejarse: nunca se sabe el precio final y los términos hasta que te levantes y te alejes.
  87. La ley de la finalización: ninguna negociación es definitiva.
  88. La Ley de la Claridad: Cuanto más claras tengas tus metas y objetivos, más eficiente y eficaz serás para lograrlos.
  89. La Ley de las Prioridades: tu capacidad de establecer prioridades claras y precisas en tu tiempo determina la calidad total de tu vida.
  90. La ley de la posterioridad: antes de comenzar algo nuevo, debes descontinuar algo antiguo.
  91. La ley del activo más valioso: tu activo más valioso es tu capacidad de ganancia.
  92. La ley de la planificación: cada minuto dedicado a la planificación ahorra diez minutos de ejecución.
  93. La ley de las recompensas: tus recompensas siempre estarán determinadas por tus resultados.
  94. La ley de la secuencia: la gestión del tiempo te permite controlar la secuencia de eventos en tu vida.
  95. La ley del apalancamiento: ciertas cosas te permitirían lograr muchísimo más si invirtieras la misma cantidad de tiempo en otras actividades.
  96. La ley de la puntualidad: la capacidad de actuar más rápido que cualquier otra persona puede ser tu mayor activo.
  97. La ley de la práctica: la práctica continua de una habilidad clave reduce el tiempo requerido para realizar la tarea y aumenta el rendimiento alcanzado.
  98. La ley de la eficiencia forzada: nunca hay tiempo suficiente para hacer todo, pero siempre hay tiempo suficiente para hacer las cosas más importantes.
  99. La ley del manejo único: la capacidad de comenzar y completar tu tarea más importante determina tu productividad más que cualquier otra habilidad.
  100. La ley de la competencia: puedes aumentar tu eficiencia y tu eficacia volviéndote cada vez mejor en tus tareas clave

Mis recomendaciones de lectura sobre Comunicación y Ventas

Te escribo aquí algunos libros relacionados a este artículo, algunos en inglés y otros en español, que no te puedes perder:

Comentarios

comentarios

Resiliente Digital