Mi Visión:

Lidero una compañía 100% virtual dedicada a enseñar a los emprendedores y a las empresas a crecer sus negocios.

Veo a los emprendedores como los nuevos protagonistas que llevan a cabo sus sueños a la vez que hacen de este un mundo mejor a través de los negocios que crean.

Creo firmemente que cuanto más rápido pueda ayudarte a crecer tu negocio, mejor podrás enfocar tu tiempo y energías en dar mayores contribuciones al mundo y tener un impacto que dure.

 

Mi filosofía:

Ayudar antes de esperar a recibir nada a cambio. Así de sencillo.

Conoce a Alejandro Guerrero

Alejandro Guerrero

Alejandro Guerrero

Hola! Soy Alejandro. ¡Bienvenido!

Comencé en el mundo de los negocios hace más de 20 años.

A pesar de que mi padre fue un fantástico hombre de negocios en su sector (comercialización de alimentos y restauración), ninguno de mis hermanos mayores siguió su ejemplo cuando él falleció.

Todos quisieron llevar una vida “normal”, pagarse sus estudios y posteriormente ser “ratones de oficina” de multinacionales 40 horas a la semana y 22 días de vacaciones al año a cambio de un salario. Y hasta que el gobierno decida por ellos cuándo jubilarse y poder dedicar su tiempo y energías (si es que les quedan) a sus familias.

Esta “influencia” también me alcanzó. Y a pesar de haber trabajado “de ratón” durante años en el mundo corporativo para las mejores empresas de tecnología, finanzas y salud; tuve la oportunidad de aprender cómo las grandes organizaciones hacen negocios y también de viajar por todo el mundo conociendo diferentes culturas y maneras de hacer las cosas.

Muchas cosas han pasado en todos estos años.

Inspiración en Líderes

A pesar de haber perdido a mi padre con tan sólo 9 años, he tenido muy buenos ejemplos de liderazgo. El primero mi mamá Leonor, que se enfrentó, siendo ama de casa a llevar adelante a 6 hijos (“apellidados Guerrero”, como dice ella) y conseguir como pudo el sustento para que cada uno de nosotros saliera “adelante” en la vida.

Mi hermano José Manuel también ha sido un ejemplo de emprendimiento para mí, aprendiendo de las grandes empresas europeas de minería y luego emprendiendo lo que hoy es un fabricante reconocido a nivel mundial de maquinaria.

También tuve el ejemplo de Ernesto Sánchez, un jefe que no dudó en transmitirme todo su conocimiento para que yo, con sólo 20 años y sabiendo más inglés que él, adquiriera una ventaja competitiva en informática y telecomunicaciones que me daría la posibilidad de acceder al siguiente nivel labolal en los años posteriores.

Y José Luis Bardullas, otro líder que me demostró cómo la confianza es la base para que las cosas fluyan bien en las organizaciones.

También agradezco a Ismael Suárez, un gran líder que me inspiró a la lectura y al que pocos hasta hoy han dado la oportunidad de plasmar todo su conocimiento y el saber hacer en la industria de la salud.

La suerte de dar con buenos socios

Los buenos negocios no se pueden hacer solo. Necesitas rodearte de talento.

A pesar de que este es uno de los puntos más delicados a la hora de construir un proyecto, el ser el sexto hermano y el trigésimo tercer sobrino de una gran familia (el benjamín en ambos casos), me ha dado la oportunidad de saber qué personas me complementaban a la hora de hacer alianzas.

Como la de Multipistas Digital Signage, una tecnología 10 años avanzada a su tiempo, llamada narrowcasting, que no podría hacer nada menos que con el visionario tecnológico Miguel Ángel Rojas.

Años después, conocer a un brasileño inquieto: Fabio Andrade, con el que inicié muchos negocios (peluquerías, eventos, bares, importación, restaurantes) pero que, a pesar de haber perdido mucho dinero en los primeros años, todo fueron aprendizajes a menor escala que me han ayudado a tener una mejor perspectiva de los negocios. Negocios que sí funcionan a día de hoy.

Y Catalina Sarmiento, con la que aprendí cómo el talento joven puede aportar nuevas ideas para nuevos mercados como internet y el mercado femenino. Y en muchas ocasiones, mejores ideas que las mías, tengo que reconocerlo. Hay que dejar paso a las nuevas generaciones, que vienen fuertes.

He dedicado más de 20 años a aprender de los negocios y a poner en práctica muchas ideas, crear alianzas, formar y desarrollar equipos desde cero y transmitir mi humilde conocimiento a emprendedores y empresarios en todo el mundo.

Gracias por venir a mi espacio. Espero servirte de ayuda.