Cómo sacar partido de los errores en tu negocio

«Error» es una palabra que atemoriza a todos los empresarios, pero dime qué directivo o qué empresa no comete errores ¡hasta las principales!

Sin embargo, veo muchos emprendedores atrapados en una mentalidad de perfección, poniendo demasiado cuidado en cada pequeño detalle. Y ojo que este tipo de temor puede distraerte de tus metas.

 

¿Cómo sacar partido de los errores en tu negocio?

Bill Gates fue pionero en esto cuando Microsoft comenzó a lanzar software al mercado y permitió a los usuarios finales depurar el software, cosa que muchos empresarios de tecnología de su época no veían bien.

Con este objetivo, Microsoft creó un grupo de betatesters que detectaban los errores y ayudaban a resolver los problemas más importantes.

Además de que los propios empleados teníamos que probar todos las versiones de software como Windows y Microsoft Office antes de salir al mercado. Y es que nos gusta dar nuestra opinión y sacar defectos a todo. Recuerdo cuando trabajaba allí que teníamos el término “dog food” o comida de perro. Probábamos software que no funcionaba, se quedaba colgado, perdíamos muchas horas de productividad ¡pero nos encantaba! Nos sentíamos exclusivos.

Y es que abrir las puertas de tu empresa de maneras como esta, permitiendo encontrar los defectos de tu producto o servicio, es una excelente manera de crear compromiso de los clientes con tu marca.

La gente es muy curiosa y muy comúnmente, además de comprar un producto, quiere saber cómo funciona por dentro.

Por eso son tan populares cosas como los bloopers de YouTube o los making-of en los documentales, donde puedes ver cómo se ha grabado y los errores cometidos. Y fíjate que a la gente no le importa ver los errores.

También tienes el ejemplo de Instagram Stories, donde consigues saber cosas más íntimas de las personas que sigues. Y no te importa ver a tu influencer preferida sin maquillaje, al contrario, sientes la naturalidad y que es una persona real. De hecho, YouTube ahora ha activado los vídeos verticales porque los usuarios identifican este formato con algo más real y cercano.

Y con las empresas pasa lo mismo.

El perfeccionamiento puede llevar a complicar demasiado un producto antes del lanzamiento. Si bien necesitas una base sólida, no necesitas la perfección.

Dicen que «La perfección es una camisa de fuerza y la enemiga número 1 de la rentabilidad», y estoy totalmente de acuerdo.

Espero tus comentarios.

Resiliente Digital

Los mejores libros de Emprendimiento

Rebajas

Comentarios

comentarios

Resiliente Digital