¿En qué estás empleando tu vida?

Conferencia en DisruptHR en Madrid

 

Resiliente Digital

¿Trabajar en el Antiguo Egipto?

A todos los de Recursos Humanos os gusta presumir de esas superempresas en las que trabajáis, pero la humanidad no ha tenido nunca una organización que haya durado más años ni haya sido tan relevante como el Antiguo Egipto.

Lo curioso es que, contrario a lo que cree la mayoría, las pirámides de Egipto no se construyeron con esclavos, sino que los pueblos de alrededor, como los Hebreos y los Nubios, contribuían al bienestar social y participaban en la jerarquía de poder del país, con privilegios. Tenían rangos en la organización.Y es que, como decía Goethe, la exclavitud no tiene nada que ver con los látigos.

¿Trabajadores o Neoesclavos?

Esto que como decía Goethe, la esclavitud no tiene nada que ver con los latigazos.

La esclavitud es la que estáis creando desde Recursos Humanos con trabajos de Lunes a Viernes.

Déjame que te cuente mi historia…

Mis 3 epifanías del mundo corporativo

En 25 años dentro del mundo multinacional corporativo, tuve 3 epifanías.

  • La primera epifanía: ¿Hasta qué punto trabajar de sol a sol en una multinacional me conectó con mi propósito? Más bien, la historia que me habían contado era en realidad otra: trabajaba para hacer rico a otro.
  • La segunda epifanía: La esclavitud al trabajo te puede llevar a la muerte. Fui secuestrado en Colombia en 2012, y esos mismos secuestradores una semana después mataron a un agente de la DEA y fueron deportados a Guantánamo. Casi no lo cuento.
  • Y la tercera epifanía la tuve en Sao Paulo, la mayor ciudad emprendedora del mundo, con más de 9 millones de emprendedores. Su lema lo dice todo: No me dirigen. Yo dirijo. (Non Ducor. Duco). Y la frase que comentan todos los días: «Si trabajas tanto, nunca tendrás tiempo de hacer dinero».

Y es que dirigir tu vida significa poder contestar con lo que dirá de ti tu lápida.

¿En qué estás empleando tu vida?

El día que el despertador te levante y el banco te llame comunicándote que finalmente acabaste de pagar tu hipoteca…. ¿Harás la misma rutina de desayunar corriendo, ir al oficina aguantando el tráfico, trabajar con gente que no le gusta y un jefe que no les inspira y volver a casa sin fuerzas, esperando que llegue el fin de semana para poder ejercer tu libertad?

Charles Chaplin lo describió muy bien en Tiempos Modernos.

No nos engañemos: 1 o 2 años puede ser experiencia, pero 3 años o más es pura repetición.

7 problemas que amenazan a todas las empresas

¿Tienes una vacante en IT? Lo que tienes es un problema…

Amigos de RRHH. Cuando nos llamáis pidiendo candidatos, nos echamos a reir.

¿Tienes una posición? Tienes un problema y que a poca gente le interesa. A los informáticos nos sale caro trabajar en tu empresa.

No podemos trabajar donde nos dan solo 15 días de formación, y eso en las mejores casas.

Mejor nos vamos a quedar en casa, solucionando algunos problemas. Problemas como la deuda económica infinita, el daño ecológico al planeta y otras joyitas

La informática vive «el momento».. ¿quién se lo va a perder?

La informática está teniendo una explosión exponencial que no nos queremos perder, porque es apasionante. Nada comparable en emoción a lo que pueda ofrecer tu empresa.

Estamos enfocados en solucionar problemas como la deuda financiera de nivel mundial y el daño ecológico, causado por la insaciable avidez industrial.

Los informáticos compartimos fuertes valores, como el movimiento Open Source y el Movimiento Maker.

Hemos crecido y aprendido compartiendo, y no lo sabemos hacer de otra manera.

No nos gustan las patentes, de hecho el software no tiene patentes, por mucho que las grandes corporaciones se empeñen.

Gracias a ello, hemos conseguido que cada habitante del planeta tenga ya una cuenta de correo electrónico y un teléfono móvil.

Sin embargo, todavía hay gente sin comida, sin salud, sin energía y sin cuenta bancaria.

¿Hay que llevar una vida normal?

¿Hay que tener un empleo? Tenemos plataformas de empleo.

¿Hay que tener dinero? Ya hemos creado Bitcoin. Te invito a que veas la cotización hoy.

¿Hay que tener una empresa? Ya estamos en el sótano operando con nuestra startup.

Gracias, pero no nos interesa

Así que, ¡GRACIAS! pero no nos interesa.

No nos interesa que hayas decorado la oficina como Google.

No nos interesa que el café sea de Nespresso.

No nos interesa que haya una mesa de ping-pong en el sótano.

No nos interesa.

Y es más, estás despedido. Estás despedido porque estamos ya trabajando con algoritmos de inteligencia artificial y big data que son más efectivos y eficientes al hacer selección de personal y evaluaciones de desempeño.

Pero no te quiero dejar con mal sabor de boca. Te dejo con la paradoja del poder.

La paradoja del poder

Mira a estas personas, políticos efímeros de algún día saldrán de su cargo. ¿Trascendieron? ¿Dónde se quedó el poder?

¿El poder está en ellos o en la silla que ocupan, en su cargo?

Ahora compara eso con casos como el de Steve Jobs, Warren Buffet, Jack Welch, Bill Gates… El día que ellos se fueron, ¿Dónde se quedó su poder? ¿En el cargo que ocupaban en las empresas o se lo llevaron con ellos al levantarse?

Esa es la enseñanza que te quiero dejar.

El día que «te den la patada» en la empresa.

¿Dónde se irá tu poder?

Los mejores libros de Emprendimiento

Rebajas

Comentarios

comentarios

Resiliente Digital